Skip to main content Skip to search Skip to header Skip to footer
Web Original

PARA NIÑOS

¿Extrañas a mamá?

From the May 2022 issue of The Herald of Christian Science

Apareció primero el 17 de enero de 2022 como original para la Web.


Haley estaba triste. Estaba triste casi todas las veces que yo venía a ayudar en el preescolar. Lo único que quería era saber cuándo vendría su mamá a buscarla. Ni siquiera quería jugar. Prefería pararse en la puerta esperando a que viniera su mamá. 

Un día Haley se subió a mi regazo y hablamos. Le dije que su mamá estaba en el trabajo, pero que estaba pensando en ella y la quería mucho. Su mamá la mantenía muy cerca, allí en su corazón, todo el día. Y vendría tan pronto como pudiera.

Entonces le dije a Haley que, si echaba de menos a su mamá, era porque la amaba mucho. Así que las dos ya estaban llenas de amor la una por la otra.

Le dije: “¡Pero el amor no se detiene allí!”. Hablamos de todas las personas que la querían.

Sus maestras.

Los otros niños.

¡Yo! 

“¡Es como si estuvieras en una gran familia amorosa!”, le dije. 

Luego nos fijamos en cada uno de sus compañeros de clase mientras se sentaban a merendar para ver si encontrábamos caras felices llenas de amor. ¡Y claro que encontramos! Alrededor de la mesa solo hallamos enormes sonrisas. Pronto Haley se sintió más feliz, saltó de mi regazo y encontró un bonito disfraz de mariposa para ponerse. Se unió a todos los otros niños y tuvo un día divertido hasta que llegó su mamá.

El amor que Haley sintió vino de Dios, porque Dios es Amor. Y el amor de Dios está en todas partes, con todos, todo el tiempo. El amor de Dios es tan grande que en realidad estamos en el Amor. Y podemos saberlo y sentirlo.

El amor de Dios nunca nos abandona. Siempre nos sostiene. Nos ama. Y nos llena de pensamientos buenos y felices para que podamos demostrar ese amor a los demás.

Si alguna vez extrañas a tu mamá o papá, puedes recordar el gran amor de Dios como lo hizo Haley. Entonces mira a tu alrededor. El amor tiene que estar manifestándose. Cuando sentimos este amor, podemos compartirlo en cualquier momento, en cualquier lugar, con cualquier persona. ¡Y eso es algo por lo que vale la pena sonreír!

ACCESS MORE GREAT ARTICLES LIKE THIS!

Welcome to Herald-Online, the home of The Christian Science Herald. We hope you'll enjoy this article that has been shared with you.

To receive full access to the Heralds, activate an account using your print Herald subscription, or subscribe to JSH-Online today!

More in this issue / May 2022

The Mission of the Herald

In 1903, Mary Baker Eddy established The Herald of Christian Science. Its purpose: "to proclaim the universal activity and availability of Truth." The definition of "herald" as given in a dictionary, "forerunner—a messenger sent before to give notice of the approach of what is to follow," gives a special significance to the name Herald and moreover points to our obligation, the obligation of each one of us, to see that our Heralds fulfill their trust, a trust inseparable from the Christ and first announced by Jesus (Mark 16:15), "Go ye into all the world, and preach the gospel to every creature."

Mary Sands Lee, Christian Science Sentinel, July 7, 1956

Learn more about the Herald and its Mission.